fbpx
aprender a poner limites

La actividad física: una clave para vivir mejor.

Siempre he insistido en que la felicidad depende en gran medida de nuestros hábitos de vida, y que no podemos ser felices si lo que hacemos día a día está más ligado a un ambiente toxico que a la propia realización. Creo que hace falta adoptar hábitos sanos que conduzcan a un mejor modo de vivir. Esto pasa desde tener una actividad física constante y  una alimentación saludable, hasta el mantener relaciones interpersonales sanas. Sin embargo, es cierto que nuestra sociedad está marcada por una lógica de consumo exagerado que conduce con más frecuencia a las enfermedades que a la sanidad integral del ser humano.

Es necesario que empecemos a tener maneras de vivir que aporten a nuestro crecimiento, que nos lleven a sentirnos bien al despertar, pero también al llegar a la cama en la noche. Creo que gran parte de la problemáticas humanas de nuestro tiempo, tal como la depresión, pasa por no tener modos de vida que aporten a la integralidad del ser humano, y no solo a una parte.

Cuando entendemos que tenemos diferentes sistemas a los que hay que cuidar, es cuando buscamos una manera de mantenernos sanos en todos los aspectos de la existencia. Desde la comida, hasta las emociones, es necesario buscar siempre estar sanos.

Como somos seres integrales que buscamos tener buena salud, quiero que compartamos cuatro claves que te permitan crecer personalmente en esa integralidad.

1. Hace falta una alimentación saludable:

Más de una vez he escuchado a adultos mayores que le dicen a los jóvenes: “come lo que sea mientras tengas esa edad, que ya después no vas a poder” y creo que están errados. La juventud no es precisamente para comer grasas, harinas y demás cosas que ocasionan dificultades en la salud. Al contrario, creo que es desde temprana edad, cuando se tienen que adoptar buenos hábitos alimenticios que permitan el buen desarrollo de la salud, así cuando se llegue a viejo, será menos probable sufrir una enfermedad ligada a los desórdenes alimenticios del pasado. Con el tiempo todo cobra factura.

2. La importancia de la actividad física y las relaciones interpersonales:

Es cierto que hay quienes se meten tan de lleno en el tema de la vida fit, que se terminan olvidando que fuera de eso también hay un mundo, y acaban olvidando la importancia de tener buenas relaciones interpersonales. Es importante tener actividad física, pero sin descuidar que también es importante establecer relaciones sanas que aporten al crecimiento en todo sentido. No sirve de nada tener un cuerpo fantástico si no hay un contacto con los otros, si al final del día se está solo. Es bueno buscar allí un equilibrio.

3. La salud siempre debe ser una prioridad:

Quiero ser rotundamente claro: nada que ponga en riesgo la salud vale la pena vivirlo. Con la salud no se juega, al contrario, ella se cuida y se pone de primera siempre. Creo que un buen filtro para saber si debemos hacer algo, es preguntarnos si eso afecta la salud en todas sus  áreas, tanta la física como la emocional. Si no aporta tranquilidad, o si por otro lado, es sinónimo de dolor y sufrimiento físico, entonces es mejor evitarlo.

4. Un cuerpo sano con contante actividad física, es posibilidad de una existencia sana:

No quiero ser absolutista. No voy a decir que si el cuerpo está sano, entonces toda la vida estará bien, porque hay casos en los que el cuerpo está muy bien, pero las emociones están por otro lado, o la salud mental no lo está. Pero si creo que tener un cuerpo sano posibilita más una existencia sana. Cuando no estamos enfermos, o cuando no tenemos problemas corporales por malos hábitos, es mucho más fácil atender a los otros aspectos de la existencia y de ese modo buscar un equilibrio que permita que todo marche de una mejor manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *